Home»Actualidad»Real Betis Sporting Braga (1-1)Empate ante un Braga que terminó con 8 jugadores

Real Betis Sporting Braga (1-1)Empate ante un Braga que terminó con 8 jugadores

0
Shares
Pinterest Google+

Segundo partido de pretemporada. Quique Setién continuó con el reparto de minutos y probó dos sistemas de juego distintos. Al final, lo mejor del partido fue que los jugadores béticos salieron ilesos del campo de minas que fue la defensa lusa en la segunda mitad.

Salió el Betis con un sistema novedoso y pocas veces utilizado, un 4-4-2 con Joel de titular, línea de cuatro para Barragán, Mandi, Tosca y Junior en defensa, dos jugadores en la creación, Brasanac y Camarasa, dos alas a pie cambiado, Canales en la derecha y Joaquín en la izquierda, y dos puntas de corte similar, Loren y Sanabria. Sin jugadores del filial en este equipo pero con dos jugadores que tienen muchas posibilidades de salir este verano, como Brasanac y Tosca, a los que estos partidos deben servirles de escaparate, además de para coger la forma.

La primera mitad tuvo mucho ritmo, algo sorprendente siendo el segundo partido, pero es que el equipo luso parecía especialmente motivado y el Betis respondió, tras unos minutos iniciales algo despistado atrás a la hora de salir con el balón jugado. En este primer tiempo se pudo observar la intención de juego del míster, juego combinativo, balón jugado desde el portero y presión tras pérdida, tirando la línea de defensa muy arriba. El Sporting por su parte se muestra presionante en la salida bética, e incisivo sobre todo por el costado izquierdo bético, por donde cogían la espalda a Junior y Tosca alternaba aciertos con errores.

Nada cambió con la retirada de Sanabria, que sintió unas molestias y prefirió no arriesgar, y la entrada del joven Rober. El canterano acompañó a Loren toda la primera parte en la delantera y mostró algunos detalles de su calidad.

Las mejores jugadas llegaban siempre por las combinaciones de Canales y Joaquín, dando señales de que ahí puede haber una conexión que le de muchos puntos al equipo.

El mayor problema llegó de la sala de máquinas, ya que ni intercalando posiciones Brasanac y Camarasa, llegaron a hacerse con el control del juego, pecando quizás los dos futbolistas de ser demasiado parecidos en su juego y de ser más efectivos en zonas más adelantadas en lugar de ocupar posiciones de tercer central a la hora de comenzar el juego estático.

Joel apareció un par de veces con buenas intervenciones, y Loren fue el delantero más incisivo en el Betis, pero al final se adelantó el equipo lusitano merced a un balón parado cuyo goleador, Paulinho,  entró como cuchillo en mantequilla derretida para rematar casi a placer. Mal la defensa bética en este lance.

En los minutos finales del primer tiempo, Junior provocó la justa expulsión de Bruno Viana por doble amarilla. Ambas faltas eran merecedoras de tarjeta y el jugador estuvo bien expulsado, a pesar de que el carácter amistoso del encuentro hiciera que los portugueses se enfadaran mucho con esta decisión arbitral.

Con victoria 0-1 se llegó al descanso. Y con este el carrusel de cambios.

Segunda parte

En la segunda mitad Quique Setién salió con el 3-5-2  o el 5-3-2 depende de donde quieran colocar ustedes los laterales. En este caso y teniendo en cuenta su marcado carácter ofensivo, el 3-5-2 se ajusta más a lo que se vio en el campo. El once lo formaron Pau, Bartra, Javi García otra vez de central, Edgard esta vez como central zurdo, Kaptoum repitiendo como carrilero derecho, Tello de carrilero izquierdo, un medio campo con Julio Gracia de manijero, ayudado a los costados por Narváez y Boudevouz, y una dupla de canteranos en la delantera, Sergio León y Alex Alegría.

Este once padecía el mismo mal que el de la primera parte, falta de luces en la creación, si bien Julio se ofrecía, y sobre todo Boudevouz se movía buscando alternativas, lo cierto es que el juego duro portugués terminó ganando la partida al toque bético. A pesar de que algunas combinaciones crearon cierta sensación de peligro y algunos pases cruzados de Bartra encontraban al muy incisivo Tello en condiciones para dar muestras de su potencial.

Gol de Tello

Fruto de este control de juego ante diez, y del juego duro de Sporting de Braga, llegó el empate del Betis. Falta que recibe Sergio León y Tello que tira de galones para lanzarla por encima de la barrera y meterla en la meta contraria. Gran gol que esperemos que le de alas a un jugador que este año debe dar el salto definitivo.

La situación no cambió demasiado con el empate, el Betis intentaba controlar y combinar y el Sporting intentaba cerrar espacios, evitar las combinaciones de cualquier manera, dejando muchísimos “recados” incluso cuando el balón no estaba a distancia de ser jugado, y esperando alguna contra o balón parado.

Y diez minutos después del gol de Tello casi les sale bien en una triple ocasión en el plazo de un minuto. Una en la que Horta dispara fuera desde dentro del área con todo a favor, y sin solución de continuidad una doble jugada en la que Pau termina demostrando sus reflejos, repeliendo el peligro.

El siguiente en golpear fue el Betis con dos llegadas muy parecidas de Kaptoum, que empezó muy timorato y terminó bastante más suelto, si bien su fallo en la primera que tuvo, condicionó que en la segunda buscara una opción menos dañina que chutar a puerta.

Prueba de que el joven jugador proveniente de La Masía se empezaba a encontrar bien, fue la jugada que prácticamente terminó con el partido. Antes había sido protagonista de un posible penalti en área bética que vieron los lusos pero no el árbitro ni el VAR (a mí me pareció penalti en directo, pero en la repetición me parece que recoge la pierna y por lo tanto es acierto del VAR) , y en el minuto 82 hizo una dribling en medio campo pegado a la cal para marcharse de dos jugadores lusos, con túnel incluido (¿qué ha pasado con la palabra “cachita” que ya no se usa?) y el jugador del Sporting le hizo una feísima entrada  que el árbitro consideró merecedora de expulsión, con justicia.

Aquí se montó lo que parecía que estaban buscando durante toda la segunda mitad, una tangana, e incluso amenazas de abandonar el campo por parte de unos indignados portugueses. El árbitro expulsó a un futbolista más y el Betis se enfrentó a ocho portugueses los últimos minutos. Pero el partido se acabó con la tangana. Ni el Betis buscó, ni el Braga estaba para gestas heroicas.

Empate a uno ante un buen equipo portugués que, sin embargo, deja la  sensación de haber sido un entrenamiento poco útil para el míster verdiblanco y que, al menos a un servidor, y teniendo en cuenta cómo se empleó el Sporting de Braga, lo mejor es que ningún futbolista bético saliera lesionado de gravedad.

Esperemos que los partidos del próximo fin de semana sean más disfrutables para los espectadores.

Anterior

En la orilla del Río Betis, donde puso su Tienda Kappa

Siguiente

¿Cómo no te voy a querer, si te debo mi vida?

Sé el primero en comentar

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *