Home»Actualidad»Eibar – R. Betis (5-0): Bochorno histórico en Ipurúa

Eibar – R. Betis (5-0): Bochorno histórico en Ipurúa

0
Shares
Pinterest Google+

El Eibar abusa de un Real Betis que salió perdido desde el minuto 0. La intensidad se quedó en casa, al igual que aquel estilo de fútbol proclamado por Setién y que hizo soñar al bético en lograr grandes hazañas esta temporada.

El equipo de Mendilibar había anotado, hasta el encuentro ante el Betis, tan solo 6 goles. Ante el Betis logra la victoria más abultada de su historia en Primera División. 

Eibar Betis

Fernando Ruiz de Alarcón | 21/11/2017

Tras el parón liguero y 17 días sin competir en partido oficial llegaba el Betis el mismo lunes a tierras vascas, para intentar conseguir una victoria que lo situara en el pelotón de equipos elegidos para puestos europeos. El Eibar sería la supuesta víctima. Con unos números pésimos, sobre todo el ataque, los de Mendilibar recibirían en su campo a los béticos con la supuesta ansiedad que da encontrarse en puestos de abajo. Todo sería muy diferente…

Para bien de su corta afición, (solo 4638 aficionados en Ipurúa y muchos de ellos béticos), el Eibar se encontró en frente a un equipo sin identidad, perdido, blando defensivamente, sin ataque ni inteligencia…

Una primera parte nefasta

El primer remate del conjunto eibarrense acabaría en gol, en el minuto 6. El gol más fácil de la historia del Eibar, centro lejano de Inui desde la banda izquierda que toca en la intención de despeje Amat, cogiendo descolocado a Adán que dudó en la salida, y dando el permiso al balón para entrar en la portería milimétricamente (1-0).

A cualquier equipo, el gol adjudicado a Sergi Enrich le hubiera servido de espolón para reaccionar, le habría servido de toque de atención, enterarse de donde se encontraba…pero el Betis de esta fría noche de lunes era indolente, sin capacidad de reacción, con un juego insulso que lo último que hizo fue provocar peligro en las filas rivales.

Al igual que los últimos equipos que se han enfrentado al conjunto de Heliópolis, el Eibar lo tenía claro. Son muchos los entrenadores que le han ganado ya la partida a Setién.  La presión alta intentando lograr superioridad con jugadores obligaba a Adán a jugar una y otra vez con Mandi y Amat, que como pareja, no funciona. Ni defendieron, ni sacaron el balón jugado. Mientras Javi García estuvo como si la cosa no fuera con él, mirando de cerca el despropósito creado por sus compañeros. Mientras, en la otra portería, Dmitrovic bostezaba, aburrido de no participar en el juego.

El Betis tenía la posesión del balón, pero las jugadas carecían de profundidad, faltaba un manijero en el medio campo que diera velocidad a las transiciones, Ni Nahuel ni Joaquín encaraban y León hacía la guerra por su cuenta, sin que nadie le ayudara. Estaba más cerca el 2-0 que el empate, y así ocurrió…

2-0, escenario nada alagüeño

Segundo remate a puerta y segundo gol. Escalante, situado en el área pequeña bética, cazaba un balón con su cabeza centrado por Juncá nuevamente desde el fondo de la banda izquierda, batiendo a un pasivo Adán. Con este resultado, se llegaba al descanso.

Si es preocupante la falta de recursos defensivos, también lo es la falta de respuesta de la portería, que, estadísticamente, es la peor de Europa. Nunca a un equipo con tan pocos remates se le han metido tantos goles. Ayer, en la primera parte 2 de 2, la misma historia que ante el Getafe. Una película que se repite jornada a jornada, siendo el puesto del zaguero madrileño intocable, cuando ha rotado toda la plantilla y a veces, rotaciones sin sentido, como la presentada ayer en el 11 titular.

No hubo cambios al inicio de la segunda parte, Setién los tendría reservado para más adelante, pero sin saber que, a lo mejor, ya no habría partido. León fallaría un mano a mano con Dmitrovic tras ser habilitado gracias a un gran pase dado por Camarasa, pero el cordobés no tuvo ayer su día y falló en la ejecución, aún así, es el único que puede salvarse de la quema, al menos, por su actitud.

Para más inri, Penalty y expulsión de Mandi

Minutos después llegaría la puntilla, en forma de ayuda arbitral. Otro despiste de Mandi y Amat dejaría libre de marca a Charles que, astutamente, se tiraría nada más pisar área, provocando la pena máxima y la expulsión del defensa argelino. González González estuvo mal, se tragó un penalty claro de manos en el área local, y luego, dejaría al Betis con 10 en una acción que el con el VAR el resultado hubiera sido tarjeta amarilla para el delantero ex cordobesita por tirarse. El propio Charles batiría a Adán (3-0). Si ha existido un penalty parable en la Liga, sin duda, fue el tirado por Charles, flojito y al centro, pero Adán no estaba ayer dispuesto a parar nada.

Con 3-0 y frente a 10, el Eibar sacó lo mejor de sí, se quedaría con la posesión y crearía jugadas con verticalidad y peligro. Setién, ahora, movería el banquillo, dando entrada a Guardado. León volvería a fallar un clarísimo gol, un pase de la muerte dado por Joaquín que el 7 bético mandaría a las afueras del diminuto campo. En cualquier otro día, esta ocasión hubiera entrado. Pero no era su noche, ni la de nadie. Minutos después, Setién daba entrada a Sanabria y Boudebouz, para cubrir el expediente.

Fin de fiesta del equipo eibarrense

El frío se contagió en las filas béticas que muy pronto bajó los brazos, quedaban aún más de 20 minutos por disputar, y el Eibar quería más, la tragedia se mascaba, y se completó en forma de goles . En el minuto 71, otra vez Charles, remataría flojo y por el centro, batiendo a Adán. Lo siguiente fue ya un despropósito, como el quinto gol en el min. 80 obra de Sergi Enrich, que no encontró ningún tipo de dificultad para empujar un balón a pase de la muerte. 5-0.

El peor partido que se recuerda de la era Setién, recuperando viejos fantasmas quizás olvidados demasiado pronto por algunos. Se ratifica la involución producida en un Betis que se encuentra, actualmente, sin señas de lo que ha sido en el primer sector liguero. Esto no es lo que nos había vendido el técnico santanderino al principio de temporada.

.

SD. Eibar: Dmitrovic; Capa, Arbilla, Paulo Oliveira, Juncá; Iván Alejo (Rubén Peña, m. 76), Dani García, Escalante (Joan Jordán, m.69), Inui; Sergi Enrich (Kike García, m. 81)y Charles

Real Betis: Adán; Barragán, Mandi, Amat, Durmisi; Javi García; Joaquín (Sanabria, m. 62), Camarasa (Boudebouz, m. 70), Fabián, Nahuel (Guardado, m. 57); y Sergio León

Goles: 1-0, m. 6: Amat, en propia puerta. 2-0, m. 30: Escalante. 3-0, m. 56: Charles, de penalti. 4-0, m. 71: Charles. 5-0, m. 80: Sergi Enrich

Árbitro: González González (Comité Castellano-Leonés).Expulsó con roja directa a Mandi en el minuto 55. Amonestó a Amat, Escalante, Arbilla y Guardado. Mal arbitraje, no señaló con 2-0 un claro penalty en el área eibarrense, fallando con el penalty y expulsión de Mandi.

Incidencias: 4.638 espectadores en el estadio de Ipurúa.

Publicidad






Anterior

No hay más historias

Siguiente

This is the most recent story.

1 Comentario

  1. israel perez corbacho
    21 noviembre, 2017 at 11:55 am — Responder

    sigues pensando k el betis terlina con 30 puntos la primera vuelta ????

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *