Home»Actualidad»El orden del rival, el Talón de Aquiles del Betis

El orden del rival, el Talón de Aquiles del Betis

0
Shares
Pinterest Google+

Tras 9 jornadas disputadas del campeonato liguero no hay que ser un lince para llegar a la conclusión que a este Betis le falta algo. Es un equipo que propone un juego de posición que apenas genera peligro para las defensas rivales. ¿Cuál serán las soluciones a tomar por el cuerpo técnico?

Los rivales que han sido capaces de vencer al Real Betis mostraron su potencial en el orden táctico y defensivo con el que se enfrentaron a la escuadra verdiblanca. De esta forma, vimos a un Levante capaz de mantener dos líneas defensivas y salir a la contra con una enorme velocidad. Sus medias puntas eran puñales auténticos para la zaga verdiblanca. Lo mismo ocurrió en el último partido ante el Valladolid, donde la importancia y orden mostrada por todo el colectivo pucelano hizo contrarrestar el dominio bético, minimizando al equipo sevillano hasta que perdiera toda opción por el partido.

Un Betis vulnerable

Esta es la Liga de las Estrellas, y para puntuar, hay que sufrir, sudar e incluso contar con esa pizca de suerte que, todavía, el Betis no ha tenido. Pero los rivales comienzan a ver el Betis un rival propicio con el que jugar, y todo gracias a que manteniendo un estilo determinado basado en una defensa ordenada y en salida a la contra, este Betis, teóricamente, es vulnerable.

El triunfo del Valladolid ante el Betis significa el cuarto consecutivo y tercero sin encajar gol del conjunto vallisoletano. Por ello, la victoria conseguida en el Benito Villamarín no es fruto de la casualidad, teniendo mucho que ver el planteamiento realizado por su entrenador.

Siendo el último de los 20 equipos de Primera División en presupuesto, el Valladolid está demostrando partido a partido que conoce a la perfección las debilidades de sus rivales, exprimiendo cada información a su máximo potencial. En la noche del domingo del Villamarín, hizo del Betis un equipo simple, plano, sin ideas y sin poder de remontada.
Los pupilos de Sergio sabían perfectamente a lo que atenerse. Presionar hasta la falta si fuera necesario a Carvalho y a Canales, y taponar las bandas y subidas de los laterales, robar el balón y desplegar su ofensiva por cualquiera de los laterales en pocos toques.

Así, cogieron la espalda tanto de Junior como de Francis, cuyas carencias defensivas fueron multiplicadas ayer. También hay que decirlo, la única oportunidad con peligro de los vallisoletanos, acabó en las redes de la portería defendida por Pau López.

Orden táctico durante 90 minutos

Tanto Alcaraz como Míchel se hicieron grandes en la segunda mitad del partido, tapando todo resquicio de conexión entre media y delantera y lo obligando a los centrales béticos a jugar como no quiere su entrenador, recurriendo al pase en largo.
El orden del Valladolid no permitía ningún tipo de contra del Betis, mientras que el resultado obligaba a correr riesgos a la zaga verdiblanca, dado el gran estado de forma de jugadores de ataque del Pucela, como Antoñito, autor del gol, o el propio Ünal, quien ha encontrado en el equipo castellano su mejor versión desde que milita en La Liga.

Tiene Setién mucho trabajo por delante con su plantilla ante las siguientes citas, porque los rivales son conocedores de la receta que hay que utilizar para batir a un Betis incapaz de generar peligro en ataque. ¿Por dónde pasarán las soluciones, por un nuevo cambio de sistema, es todo mentalidad o con la inclusión de nuevos jugadores?

La solución que se tome la veremos en los próximos partidos.

Anterior

R.Betis- Valladolid (0-1) Jugar mal tampoco es el camino

Siguiente

La previa. Milan AC-Real Betis, la victoria pasa por la presión

Sé el primero en comentar

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *