Home»Opinión»¡Cómo me acuerdo hoy de usted, don Alfonso!

¡Cómo me acuerdo hoy de usted, don Alfonso!

0
Shares
Pinterest Google+

Miguel Roda.

Nadie podría venir a contarme que Manuel Ruiz de Lopera no le ha engañado porque no me lo creería. Hablo en clave bética, obviamente, pues desde los Juzgados se aclara que en el año 1992 este señor estaría en la Exposición Universal que se celebraba en nuestra ciudad viendo pabellones, pero no salvando a ninguna entidad y mucho menos al Real Betis Balompié.

Y digo que todos hemos sigo engañados por el del Fontanal porque así ha sido, al menos en alguna ocasión. Seguro. Si interrogantes tienen, hagan memoria, que insisto en que no pienso creerme que alguien no botara con su nombre en las gradas del Benito Villamarín, lo saludara a manos abiertas con ese clásico y penoso ‘Hola, hola don Manué’, lo defendiera en tabernas y debates futbolísticos o simplemente le riera las gracias cuando la actualidad verdiblanca demandaba su presencia y vocabulario, ese mismo que nos dejaba muchísimas veces a la altura del betún pero que daba lo mismo “porque ahora va a traer a jugadores que también los quiere el Madrid”.

A Lopera lo hemos aclamado todos. Así lo decía con claridad, temor y dolor don Alfonso Jaramillo antes de fallecer. No se equivocaba, era la realidad. Una realidad que debería abrirnos los ojos para siempre a la hora de idolatrar personas ya sean futbolistas o dirigentes. Una verdad ésta que ahora viene a recordarnos el tiempo perdido y el milagro de ver a un Real Betis Balompié que late más fuerte que nunca porque los béticos son el linaje más poderoso que existe. Los béticos sí que hemos salvado al club. Ahora, por descontado, por lo peleado contra el expresidente del club en Tribunales por parte de un grupo de personas que no han dejado de soñar con un sentimiento libre de verdad. Honor a quienes no cesaron en su empeño ni contaron las gotas de sudor derramadas todo este tiempo, e incluso las que manan de los ojos. Y gloria a los que desde siempre han tenido sellado un escudo en el corazón pese a quien le pese, caiga quien caiga y pase lo que pase. Ahora toca celebrar otra victoria y seguir trabajando.

Anterior

El Betis en números: Javi García fue el timonel, arropado por Feddall

Siguiente

VERDEANDO PODCAST BETIS, 5º de la segunda temporada, cargadito de polémica...

Sé el primero en comentar

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *