Home»Opinión»Nivelitos de la prensa sevillana | Capítulo 6 | Jornada 8

Nivelitos de la prensa sevillana | Capítulo 6 | Jornada 8

0
Shares
Pinterest Google+

¡Buenas tardes, amigo Nando, compañeros de Verdeando y distinguida clientela! Me gustaría comenzar pidiendo disculpas por estas dos semanas sin Nivelitos, pero he estado mudándome de vivienda, y eso conlleva una serie de problemas logísticos que, afortunadamente, ya se han solucionado, así que ya estamos aquí con renovados bríos y con la fuerza que una labor como esta necesita.

Sean bienvenidos al capítulo 6 de los Nivelitos de la prensa deportiva sevillana 3.0

Quisiera comenzar con algo que he podido denotar en estas dos semanas, y no es otra cosa que una especie de ataque conjunto, pareciera incluso que programado, de nuestra bienamada prensa deportiva. El objetivo: denostar el trabajo de Don Enrique Setién. Aquí no hay éxito del míster, no hay trabajo, no hay cambios de idea y probaturas con jugadores y sistemas, no hay automatismos, no hay entrenamientos ni jugadores aplicados y comprometidos a tope con el sistema. Aquí lo que hay es cabezonería del míster… y suerte. Flor, que es como a ellos les gusta llamarlo. Setién lo hace mal y lo poco que hace bien es o porque se lo dice Don Lorenzo o porque tiene suerte. Salieron columnas de opinión al respecto en Esperpento Deportivo, y fue comentado en Torpe Sevilla y Radio Penilla. Llegando a decir Javier León que la clave, LA CLAVE, de este Betis, era la suerte que tenía su entrenador. Esto, amigos, demuestra el nivel de análisis de nuestra prensa. Yo les digo que la clave de la biriprensa es la falta de respeto.

El día 4 de octubre veo una noticia en el Desmarque que nadie se atrevió a firmar en la que se trata de criaturizar, otra vez, a la afición del Betis. El motivo no es otro que una camiseta con el esquema del gol que Joaquín metió en el derbi.

El problema de esta publicación es que esto no sale de los aficionados, sale de una web que se dedica a sacar camisetas con esquemas de goles y que se llama Wondergol.com. De haber informado de esto, el nivelito no sería tal, de igual manera que podrían haber informado de que entre otros goles, se encuentra el más famoso de Antonio Puerta, pero al reducir la noticia a una curiosidad bética, se demuestra que la intención del medio no es informar de algo, sino usar ese algo para menospreciar a la afición del Betis. Y a la afición del Betis, queridos míos, se le respeta.

Y hablando de respetar, hablemos de respetar la verdad y la realidad. Leo dos crónicas tras el partido contra el Dudelange y los titulares dicen: “Sanabria y Lo Celso derrotan con fatiga al Dudelange”, lo firma en el Diario As el laureado en esta sección Jose Antonio Espina.

Hombre, a ver, yo no sé si los dos jugadores jugaron enfermos y con fatiga, pero lo que puedo asegurar es que un equipo que gana 3-0 y que marca en el minuto 60 el primero de los goles no pasa ningún tipo de fatiga.

 

El segundo titular es; “un rato de run run hasta que entro el primero”, lo firma Miguel Ángel Chazarri.

Yo no sé desde donde vio este hombre el partido, pero de run run nada. El equipo apretó desde el principio y si bien es cierto que el primer gol llegó a la hora de partido, también es cierto que desde la grada se vivió el partido con tranquilidad. El caso aquí es amoldar la realidad a lo que se desea transmitir, que no es otra cosa que la división entre míster y la grada. No caigan en sus juegos mentales, queridos oyentes.

Sobre los partidos europeos, me sorprendo al día siguiente, viernes 5, en Radio Penilla escuchando como Manolo Aguilar quita importancia a la derrota del Sevilla contra el imponente Krasnodar mientras que Florencio Ordoñez pone pegas a la contundente victoria bética. ¿Se dan cuenta de la manipulación? Mientras uno se encarga de poner paños calientes a la derrota del Sevilla, de minimizar el daño que en la afición pueda hacer esa derrota, el otro trata de encrespar a la afición bética sacando a relucir no sé qué fallos del sistema y, otra vez, señalando a Don Enrique por el hecho de que el equipo centre 33 balones al área y apenas haya remate… justamente después de que el míster hubiera dicho que a él centrar por centrar no le parece el juego más inteligente. Lo de siempre, con el Betis se encargan siempre de señalar lo malo dentro de lo bueno. Tengan en cuenta esto: a esta gente hay que escucharlos con los sentidos bien atentos, porque ante el despiste, te manipulan.

El día 7 de octubre, tras el partido del Atleti, Andrés Ocaña lanza el siguiente tuit: “Se puede decir que el Betis ha jugado MAL la segunda parte? Se puede o no se Puede? O si lo decimos es que hay una campaña contra el Betis y la institución centenaria y la entidad y sus aficionados? Se puede exigir y creer que hay equipo y plantilla para soñar? Es pecado?”.

Le contestaré por partes, pero antes de nada le diré que empieza a resultar cansino y algo patético ese empeño que tiene usted en poner como víctimas de una persecución a una prensa a la que simplemente se le critica, y se le exige, en función a su lamentable labor. Sobre su tuit, claro que se puede decir que el Betis jugó mal la segunda parte. Y decirlo no forma parte de ninguna campaña siempre que se haga con respeto. No, no es ningún pecado creer que se le puede pedir más al equipo… pero… querido amigo, flaco favor hace usted a la prensa victimizándola de esa manera. Para empezar, no conozco a ningún bético que se haya quejado de que la prensa diga que la segunda parte fue mala, más bien al contrario, los he visto quejarse de que alguien intente sacar lo positivo del partido, la competitividad y cosas así. Usted da a entender una mentira: que el bético no quiere críticas negativas, y eso es falso. No quiere faltas de respeto ni mentiras. Y está cansado de que se saque de las cosas buenas, lo peor. Le repito, deje de hacerse la víctima, y antes de hablar de exigencia con el Betis aplíquese el cuento usted mismo y ejerza la autocrítica, pregúntese qué hace mal para que la afición se les eche encima. Madure y evolucione.

Pasamos al 8 de octubre, día después del partido de liga ante el Atleti. Aquí tenemos tres comparecencias seguidas de Agustín Varela. Primero saliendo a nivel nacional para dar palos a Setién, el míster que tuvo el domingo al Betis peleando por ser líder al menos durante un rato. Cómo sería la película que sus compañeros de nivel nacional le llamaban exagerado. Yo le diría algo más: Tendencioso.

Luego, en el tramo local, hizo uno de esos ejercicios lamentables de periodismo de comparación. Esperó que el Español se pusiera por delante del Betis tras esta jornada para ponerlo de ejemplo de buen equipo. Resulta que el Betis ahora está por detrás sólo dos puntos, y que si uno se pone a investigar un poco, ve que fuera de casa el Español no ha ganado y que parte de sus triunfos en casa son contra Levante y Eibar. A ver, que no se trata de menospreciar al equipo, pero que las cosas de Varelita, a veces, rozan la ridiculez.

La tercera en la frente, ya el día 9, es decirle a una oyente, crítica con su tipo de labor periodística y que dijo que no entendía la inquina hacia Setién, que podía, sencillamente, dejar de oír el programa. Ese es el Nivelazo, señores, esa es la actitud chulesca y lamentable de un periodista sevillano ante la crítica de un usuario. Por ese tipo de cosas, señores de Radio Tasca, su programa no va bien en las oleadas del EGM, por esas cosas y por su lamentable labor en general, por supuesto.

El mismo día, y como no todo es gravísimo y ofensivo, comentaré que es de chiste que un periodista del nivel de Manolo Lama diga que en el Betis no están ni William ni Carvalho porque estaban con su selección… yo aún diría más, querido Manolo Lama, tampoco estaba el medio centro titular de Portugal, fíjese… en fin…

Me llega el día 9 también una noticia de un diario que no llega a verse bien en la foto en la que un par de personas agradecen al Betis el gesto que tuvo no hace mucho al homenajear por su 90 cumpleaños a Gabilondo, histórico jugador del Betis. La carta abierta es todo un elogio al Betis y sus relaciones institucionales. No he visto en la prensa sevillana ningún artículo ni sobre el homenaje a Gabilondo ni sobre la respuesta de estos vascos agradecidos al club. ¿A qué se debe esto? A la mala gestión de nuestra prensa, siempre dispuesta y preparada para criticar cuando el Betis gestionaba mal su historia y sus mitos, e igualmente dispuesta a desaparecer a la hora de dar cobertura cuando las cosas se hacen bien. Otro claro ejemplo de tendenciosidad. ¡Por cierto! Que un medio que se hizo eco de aquel reconocimiento allá por el 20 de septiembre, fue Verdeando, permítanme que tire de autobombo porque el hecho lo merece.

El 10 de octubre veo la portada de Esperpento Deportivo y me llevo las manos a la cabeza. Al hablar de los goles que el año pasado metieron los tres delanteros del Betis dicen que fueron 48 cuando fueron 28, contando los dos de León de Copa del Rey. Un error lo puede tener cualquiera, claro que sí, pero cuando va en portada, lo mínimo es ser riguroso con la información. Señor Adorna ¿eso no lo comprueba nadie? ¿eso lo publica cualquiera sin que nadie lo corrija? ¡Mejoren!… por cierto, en la misma portada, un titular: Joaquín: “No soy carajote”. ¿No ha dicho otra cosa que se pudiera sacar para ponerlo de titular y en la portada? Estaba hablando de la llamada de la selección, claro. Ni que decir tiene que ni he leído la noticia ni he entrado en el medio. A nuestro capitán se le respeta.

El mismo día, en As-co, vemos una noticia de nuestro Espina en la que hace hincapié en, exacto, algo negativo del Betis. Concretamente en la falta de gol en las primeras partes, en lo que somos el peor equipo de Europa, al parecer. Un dato muy importante… para las casas de apuestas, porque ya me dirán la importancia que tiene eso en la liga. El caso es que es un dato y puede darse, no pasa nada. El problema llega cuando en la edición impresa del diario, se pone un extra, en la sección del Betis, en la que viene a decir: “Precisamente, el Sevilla es el mejor en este aspecto”. Vamos por partes, esa noticia en la sección del Betis sobra.

 

Y ahora hablemos del uso de ese “PRECISAMENTE”, clase de semántica gratuita, amigos: Este adverbio tiene dos acepciones, una que significa con precisión o exactitud. Que no es la correcta aquí puesto que el dato ya se ha comentado en el cuerpo de la noticia, y no es otro que la falta de gol del Betis. Y dos, Indica la coincidencia entre un hecho que se presenta y otro que se ha mencionado antes o que se sobreentiende, que tampoco viene al caso. O sea, amigos, que el uso de ese “precisamente”, se debe al nivel tabernario, pero de chatito de vino y altramuces mientras se mete uno con el parroquiano de turno, ese precisamente es una muestra del nivelito literario de nuestro periodista, que mientras escribía este artículo con la baba cayéndole por la boca por lo bien que le estaba saliendo, en su cerebro estaba comparando la situación del Betis con la del Sevilla, diametralmente opuesta, siendo el mejor de europa en ese aspecto irrisorio. Por cierto, señor Espina, que bien podría usted haber dicho que entre el mejor equipo de Europa en este aspecto y el peor solo hay cuatro puntos en la tabla ¿no le parece? No. Claro que no le parece. Eso no serviría a sus tristes intereses.

Y sin más dilación pasamos al Nivelito de la Semana, esta semana vuelve a recaer en Lucas Haurie, que tiene el dudoso honor de repetir entorchado en apenas seis nivelitos, mientras que su anaranjado y lamentable medio colecciona ya cuatro de los 6 premios dados este año.

Lucas Haurie habla del partido de los jugadores en el Wanda y al llegar a William Carvalho dice: “Por su extremada lentitud, física y mental, es un marciano en este Betis y un bulto sospechoso en la liga española. Eso sí, batió un récord, recibió casi con fractura de cadera aparejada, el primer regate que da Godín en toda su carrera deportiva”.

El ejercicio de biriperiodismo de Lucas Haurie es exasperante. El ejercicio de falta de respeto es mosqueante. El ejercicio de sinvergonzonería es directamente asqueroso. Es el perfecto ejemplo de lo que aquí defendemos, la crítica es necesaria, pero siempre desde el respeto. Para hablar usted como si fuera un ultra discutiendo en un bar haga el favor de irse a un bar o, al menos, de no hablar del Betis en un medio de prensa. Ningún bético aplaudió el partido de Carvalho, ninguno. De ahí a llamarlo marciano, bulto sospechoso y mofarse porque recibiera un regate de uno de los mejores defensas de nuestra liga, va un mundo. Aquí, señor Haurie, el único bulto sospechoso, el único tumor, es usted. Usted y ese medio on line de noticias sesgadas y malintencionadas.

Y nada más, querido Nando, compañeros de Verdeando y distinguida clientela! Me despido como siempre: Lean y escuchen lo que deseen, pero sean críticos con el servicio que les prestan, y si no les gusta: PROTESTEN. El tiempo de callar o ignorar, ha pasado de largo.

Hasta la semana que viene, amigos! Musho Betis!

Anterior

Medidas de urgencia para frenar las derrotas del Betis en Liga

Siguiente

Betis Milan, hienas al asecho...

Sé el primero en comentar

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *