Home»Actualidad»Olympique De Marsella – Real Betis (2-3) Victoria de postín en un ensayo muy útil

Olympique De Marsella – Real Betis (2-3) Victoria de postín en un ensayo muy útil

0
Shares
Pinterest Google+

Olympique de Marsella Real Betis

Primer ensayo serio de Enrique Setién en la pretemporada.

Alineó un once inicial con gran mayoría de presumibles titulares.

Sólo se jugó con un sistema de juego, el de los tres centrales.

El míster aumentó la carga de trabajo de ocho de los titulares a 70 minutos.

Bonito encuentro el que se disputó en la tarde noche del miércoles en el Estadio Algarve de la localidad lusitana de Faro entre el Real Betis Balompié y el Olympique de Marsella, equipo francés que terminó cuarto en la competición doméstica.

Don Enrique Setién optó por un once titular plagado de supuestos titulares a día de hoy, con la presencia de dos jugadores del filial que necesitan más minutos. Así, el equipo inicial verdiblanco  estuvo formado por Pau, línea de tres centrales con Mandi, Javi y Bartra ocupando el perfil izquierdo, dos carrileros como Francis y Junior, una línea de cuatro jugadores muy creativa, con Kaptoum y Canales en el centro, Joaquín en la izquierda y Bou partiendo inicialmente desde la derecha, dejando en la punta a un solitario Loren Morón que cada día da un pasito adelante en su progresión hacia el estrellato. Este 5-4-1 es la primera que el míster bético lo ha usado en pretemporada, ya que hasta la fecha, cuando ha jugado con tres centrales, en punta jugaban dos delanteros bien definidos, usualmente Sergio León y Alex Alegría.

El partido comenzó con un ritmo muy elevado, con el equipo de Setién adelantando su presión muy arriba y provocando varios errores en la salida desde la defensa del equipo francés. Intentando realizar contragolpes si la situación lo permitía. Así llegó la primera ocasión del partido en el minuto 5, llegada de Francis por su banda, regate y centro a la cabeza de Joaquín que remata obligando al meta a desviar a córner.

En el minuto 9, y consecuencia de la presión bética, un pase atrás del lateral izquierdo puso en un mano a mano a Loren contra el portero del Olympique. El joven delantero bético se marca una definición de fábula, de delantero grande y caro, amago de chut que tumba al portero y pase tranquilo a la red. Maravilloso.

A partir del gol el equipo francés se estira más, sube la intensidad y presiona más arriba, provocando que el Betis cometa fallos en la salida de balón (muy fallón en este periodo Canales y desaparecido por momentos Kaptoum, aunque dejó detalles muy interesantes). Como consecuencia, llegaron un par de ocasiones sin mucho peligro y la ocasión más clara de la primera mitad para ellos, un saque de esquina que termina con un tiro al larguero.

A partir del minuto 30 el cansancio propio de pretemporada hace efecto y los jugadores béticos de más calidad desconectan del resto y fallan más de lo debido. Ni Joaquín ni Canales ni Boudebouz dan con la tecla, lo que hace que el encuentro, llegue al final de la primera mitad sin más ocasiones reseñables que un par de tiros lejanos y altos, uno de cada equipo.

La segunda mitad comienza con tres cambios en el Betis, Barragán por Francis, Narváez por Kaptoum y Sergio León por Loren. El sistema continúa inamovible.

Los primeros quince minutos de este periodo son los mejores del cuadro verdiblanco, bien por la charla del míster o por los cambios, lo cierto es que el equipo aprieta más y mejor, combina más arriba y a más velocidad y tiene en Barragán su mejor estilete. Suyas son las dos primeras llegadas, primero con un centro que no encuentra rematador y después con una jugada individual que termina en claro penalti. Boudebouz hace los honores y pone el 0-2 en el marcador, demostrando el Betis que empieza a parecerse al del curso pasado: Control de juego, equipo mandón, pocas ocasiones y un nivel de acierto cara a portería muy alto.

Lo más llamativo a nivel táctico de estos minutos es que es Canales el que ejerce de medio centro único. Sobre todo cuando el equipo rival tiene el balón, cuando es el Betis el que intenta salir desde atrás, esa posición, en ocasiones, parece desierta. Tal es el continuo movimiento de la línea de medios que lo mismo recibe Bou, que Joaquín, Canales o Narváez, haciendo muy difícil que la presión rival obtuviera frutos.

Poco a poco el control de juego se va repartiendo e incluso a partir del minuto 60 es el Olympique de Marsella el que controla más y mejor el esférico, si bien no crea demasiado peligro debido al buen hacer defensivo.

En esta situación, parecía claro que el Betis sólo podía flaquear a balón parado, y así ocurrió. Un córner que Javi García casi mete en propia meta, termina siendo el balón repelido por el larguero y en el rechace Hubocan, con algo de suerte pues el balón rebota en un jugador verdiblanco, introduce la pelota en las mallas. 1-2 en el minuto 65.

Con el equipo dando claras muestras de cansancio ante la rapidísima delantera francesa, Pau envía a córner una falta desde la frontal provocada por Javi García. Son los peores minutos del Betis, si bien nunca llega a sufrir ocasiones en contra.

En el minuto 74 Kike Setién cambia a siete de los ocho jugadores que aún estaban del once inicial. Quedando el equipo  de la siguiente manera: Dani Rebollo en puerta, tres centrales con Barragán estrenando puesto como central diestro, Edgar en el centro de la zaga y Tosca de central zurdo, carriles para Tello – esta vez en la derecha – y Junior (sustituido en el 82 por Julio Alonso, otro chaval de la cantera), Brasanac como medio centro haciendo buenos minutos, Julio Gracia y Narváez como acompañantes, Camarasa como media punta y Sergio León como hombre más adelantado.

El Betis aprovecha la frescura de los jugadores para aumentar la presión y hacerse fuerte en la media, y como consecuencia de la presión, Tello roba un balón que cae a los pies de Camarasa para que conduzca y remate con precisión al arco rival, poniendo el 1-3 en el minuto 80.

El equipo francés se lanza a reducir la distancia y el Betis se muestra solido con el trabajo de los tres centrales y el medio centro, sin embargo una acción en la que Julio Alonso demostró su bisoñez pudo significar el segundo del Olympique de no haber estado bien colocado Rebollo, que estuvo acertado en esta ocasión y en el saque de córner consiguiente, tras remate de cabeza de la delantera marsellesa.

Nada hacía pensar que el resultado se movería en los últimos minutos, pero un error en el control de Edgar, tras pase de Tosca, a la hora de intentar salir con el balón jugado provocó una contra mortal que maquilló el resultado final en el minuto 92, poniendo el definitivo 2-3 en el luminoso.

Y así concluyó un buen partido de fútbol, entretenido y con goles, del que el míster santanderino del Betis, a buen seguro, podrá sacar conclusiones importantes. Entre ella que el equipo tiene pinta de equipo cuajado, que cree en lo que hace. La segunda que la llegada de Guardado, Carvalho e Inui aumentará las posibilidades y prestaciones de un grupo que ya da buena imagen. Y la tercera, que hay puntos débiles que se deben ensayar con más ahínco, principalmente la defensa del balón parado.

Anterior

El calendario del Real Betis ¿A favor o en contra de nuestro equipo?

Siguiente

¿Por qué soy del Betis?

Sé el primero en comentar

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *