Home»Sin categoría»El Real Betis, el segundo equipo de La liga que más presión al contrario ejerce

El Real Betis, el segundo equipo de La liga que más presión al contrario ejerce

0
Shares
Pinterest Google+

Si por algo es reconocido el juego de los equipos de Setién es por su necesidad de tener el balón, pero hay un aspecto importante dentro de sus planteamientos que a más de uno se le puede escapar: el pressing. Para tener el balón, hay que recuperarlo, y el Real Betis cumple esta faceta como muy pocos.

Las estadísticas son medidores que sirven para analizar el juego de los equipos, y para corroborar ideas que uno intuye cada vez que observa un partido de fútbol, dando la oportunidad de desmitificar mantras surgidos de percepciones erróneas argumentando, a su vez, teorías de juego con argumentos reales y objetivos.

Es lo que pasa con este Real Betis 2018-2019. Quien haya seguido la pretemporada, habrá podido comprobar que, desde el banquillo bético, se le ha dado máxima importancia, por un lado, a salir con el balón jugado, pero por otro, al trabajo de presión, con la idea prioritaria de recuperar lo antes posible el balón, impedir el juego del rival y así, defender cualquier iniciativa planteada por el contrario.

Según datos publicados por www.understat.com la presión como estadística se calcula bajo un medidor que lleva las siglas de PPDA (Passes allowed per deffensive action in the opposition half) sería un medidor que indica los
Pases permitidos por acción defensiva en la mitad opuesta . Y como pueden comprobar en el siguiente gráfico, el Real Betis es el segundo equipo de La Liga que más pressing ejerce, sólo detrás del Eibar.

Tanto los sistemas de 1-3-5-2 como de 1-4-1-4-1 y de 4-3-3, que son los sistemas los que más ha utilizado el Betis a la hora defender, buscan eso precisamente, condicionar de alguna manera al rival con una presión que le obligue a jugar rápido y a arriesgar pases, con superioridades de jugadores en localizaciones concretas del campo. Eso sí, la presión es un concepto defensivo colectivo, y por ello, es mucho más difícil de aplicar que otros conceptos como marcajes.

Hasta ahora, en los tres encuentros disputados, hemos visto un Betis al que le gusta presionar arriba, realizar una presión alta con varios jugadores metidos en cancha rival, ello conlleva un trabajo físico impresionante. Loren, Guardado, Canales y el propio Carvalho han sido piezas claves para que esta presión esté dando los frutos esperados. Lo más importante, es que se nota un trabajo desde el banquillo, que las voces de pretemporada dadas por Eder Sarabia ante rivales menores y que obligaban a los suyos a la presión tenían sentido, y que, en cada partido jugado, se ves un avance de un sistema que se encuentra en plena evolución.

 

Anterior

Podcast verdeando 54. 3x04. victoria del Derbi

Siguiente

Lo de menos, el resultado de Mérida, lo de más, la enésima aparición de la cantera verdiblanca

Sé el primero en comentar

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *