Home»Opinión»Ríos de bilis corren tras la victoria en el Derbi…

Ríos de bilis corren tras la victoria en el Derbi…

0
Shares
Pinterest Google+

Fernando Ruiz de Alarcón

Se terminó el Derbi, se ganó en el Pizjuán, se venció anotando una manita, se dominó desde el principio del partido al fin. Y tocó celebrarlo, pero a ellos, no le pareció bien. Sí, a ellos, y no digo a los sevillistas, que, lógicamente, estarán dolidos porque no se imaginaban perder de esta forma con un equipo que dejó de ser su rival, para ellos, hace unos años.

Los que se creían superiores de por vida, han bajado de un guantazo con la mano abierta y con todos los dedos de nuevo a la tierra de la ciudad de Hispalis, donde el maravilloso deporte del Balompié está reinado por un par de monarcas con corona y trece barras en su escudo, porque el fútbol no solo es cosa de hombres…

Pero cuando digo a ellos, no digo a la noble y antigua afición del equipo rival, digo a una serie de señores que se han creído y se creen con el derecho de dictar sentencias a través de su círculo cerrado de medios. Esos, que han dejado al noble oficio del periodismo deportivo por los suelos, sin credibilidad ni garantías de nada.

Los vetados en el Villamarín o los de la baraja de cartas, aquellos que en el mes de agosto decían que el nuevo proyecto de Setién estaba sentenciado y que el Betis estaba listo, que otro año igual, tragan hoy saliba y palabras. Los que preparan sus crónicas sin nombrar al Betis cuando gana, su bilis les juega malas pasadas…

O los señores compadres de la cadena de las tres letras, esos que veían a Lopera muy pero que muy fuerte y que pusieron días antes en su onda a un terrorista de la palabra, chocho y pasado, como es supercuernos, sabiendo a la perfección cuál iban a ser sus respuestas a ciertos temas, porque el abuelo lleva respondiendo lo mismo desde que el capitán Biosca y sus compañeros del 80 le endosaran un 4-0. El de la gasolina normal se llevó unos cuernos y unas pocas de butifarras.

Por ahí hay otros que, dirigiendo una sección de un periódico local de la ciudad, quisieron esconder el resultado dejando vacía la portada de información sobre el gran derbi en su especial dominical. Los mismos Juan Palomos que mentían en sus datos en reportajes con el Betis como protagonista. Todos ellos recibiendo sus premios de valor de hojalata en fiestas casposas poco valoradas por el resto del mundo, pero sí para el ombligo nervionense.

Sumas y sigues que se van sucediendo, porque días siguientes vimos la campaña orquestada por el mismo clan para criticar las celebraciones de nuestra gente, o cómo el diario que se beneficia de la publicidad de prostitución en sus páginas interiores, fue capaz de juzgar a Adán por cantar unas letras nada afortunadas.

Su señoría Mao los bientrata, les da su sitio, su comida, sus chivatazos en momentos claves. Mientras, en Heliópolis, no aciertan ni una, y eso duele, y por ello, la balanza estará eternamente desequilibrada. Dos semanas metiendo a Ceballos en sus portadas, y resulta que no puede volver a jugar en el Betis. El bulo es lo contrario a la noticia contrastada, pero estos fabricantes de inventos, son alérgicos a lo segundo. Se escribe sobre algo que no se sabe. Y así, todo.

No hace falta que nadie le diga a un bético qué es lo que tiene que celebrar y cuánto tiempo. Tampoco que nuestro próximo rival es el Leganés, eso lo sabemos… Como sabemos también que habrá el lunes más de 45.000 personas juntas, como si de una hermandad se tratase, pertenecientes a la bendita gloria verdiblanca, animando hasta la afonía a su equipo del alma.

Esto es el Betis y su afición es sagrada, no me la toquen, porque siempre la defenderé, y me da igual que me cierren puertas en castillos monopolizados. La defenderé mientras me quede un rincón donde ejercer mi profesión. Y la defenderé, pese a ser insultada y menospreciada continuamente por una serie de gente que no representan a nuestro oficio. Sigan disparando, que estamos más vivos que nunca.

Anterior

VERDEANDO PODCAST 2x20. Especial Derbi II: 3-5, una manita en el Pis-juán

Siguiente

Próximo rival: El Leganés, con el orden como catecismo

2 Comentarios

  1. Antonio
    10 enero, 2018 at 11:58 pm — Responder

    Grande er beticismo, nadie es mejor k nadie asta k entre la pelotita un abrazo y una manita

  2. […] fin, como dije en otro artículo (bilis) publicado en la misma grada libertaria en la que me encuentro hoy, las caretas están quitadas. Y […]

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *