Home»Actualidad»Se abre el telón en el Benito Villamarín

Se abre el telón en el Benito Villamarín

0
Shares
Pinterest Google+

Esta noche, viernes 17 de agosto, dará comienzo para el Real Betis Balompié la temporada 2018-2019. A las diez y cuarto de la noche, en nuestro templo de Heliópolis, el Benito Villamarín, dará comienzo una de las temporadas más ilusionantes que recuerdo en mis casi 44 años de vida…

Cuando el trencilla Ignacio Iglesias Villanueva dé el pitido inicial y nuestros corazones se acompasen al ritmo que marque nuestro incombustible Gol Sur,  habrá comenzado lo que esperamos sea una gran temporada de nuestro equipo. Viviremos casi dos horas de tensión, nervios, alegrías, decepciones, gritos de ánimo y de desconcierto, todo junto y revuelto en esas dos horas, pasando de una emoción a otra en cuestión de segundos. Porque eso es el fútbol, de eso se alimenta, de nuestras emociones. Y el Betis es más que emociones, es nuestra vida.

En frente tendremos a un correoso Levante que en absoluto es el rival plácido y sencillo que la prensa de siempre nos ha querido vender. Ya terminó el equipo levantino la temporada pasada como un tiro, y la idea que traen será la misma. Defensa fuerte y salida veloz. Sin embargo, podremos estar de acuerdo en que es preferible empezar en casa contra ellos que, como en los dos últimos años, en el Nou Camp.

Comienza una temporada en la que el Real Betis Balompié vuelve a Europa tras varios años de travesía por el desierto, con descenso incluido. Una temporada en la que todos remaremos para que no haya paso atrás, para que la pelea sea la misma del año pasado cuando menos. Una temporada para, quizás, intentar dar el salto a esa plaza Champions que, por presupuesto, aún nos está vetada. Una temporada en la que, de una vez, en Copa del Rey hagamos una trayectoria digna y que permita soñar.

Para ello, Don Lorenzo Serra Ferrer se ha puesto manos a la obra para confeccionar una plantilla que, a día de hoy, ya parece bastante compensada. Es cierto que faltan detalles, alguno importante como el recambio para el lateral izquierdo, pero no es menos cierto que faltan 14 días de mercado y que aún podemos llevarnos varias sorpresas tanto en salidas como en llegadas.

Don Enrique Setién Leal tendrá a su disposición una de las plantillas más brutales que le recuerdo al Betis, no sólo por su posible once inicial (¿Alguien se atrevería a asegurar cuál es ese once?) sino por la enorme cantidad de alternativas que ofrece. Así, tras la marcha de Adán, Joel y Pau han dado muestras en pretemporada de que bajo palos se defienden mejor que bien, y que con los pies no son cojos. Habrá que estar muy atento a la evolución de ambos porque no veo a ninguno muy por encima del otro. En defensa, la ansiada vuelta de Feddal y el fichaje de Sidnei abre un abanico de posibilidades importante, la previsible defensa de tres además puede estar ocupada por Javi García, junto a los incuestionables Mandi y Bartra, todo un seguro de vida. Los carriles tienen, de momento, dueños fijos en Barragán y Junior, quedando Francis como recambio del lateral derecho, y buscándose, como quedó dicho, un lateral izquierdo que compita con el canterano nacido en la República Dominicana.

Como medio centro Serra ha traído un jugador que es de lo mejor que había en el mercado, William Carvalho ha demostrado en su país, su selección y en los pocos minutos que ha tenido en pretemporada, que no solo es un tío grande y fuerte que juega en el círculo central, sino que además su relación con el balón es de lo mejor que hemos visto en esa posición durante años. Su competidor en esa plaza es, ni más ni menos, que uno de los pilares del curso pasado, el ya mencionado Javi Garcia.

A partir de aquí el baile de nombres no solo es grande sino que impresiona por la calidad. El Principito Guardado, el mago Boudebouz, el gran Capitán Joaquín en su segunda juventud, la revelación del mundial Takashi Inui y un Sergio Canales que como siga al nivel de la pretemporada, lo veo en la selección en breve. Y además, la velocidad del equipo tiene el nombre de Tello, que es quizás nuestro verso libre.

Para la punta de lanza tenemos tres delanteros goleadores. Parte con cierta ventaja el canterano Loren, que se ha destapado no solo como un gran delantero goleador, sino como un muy buen futbolista. Yo soy de los que opina que con un poco más de velocidad, y eso se entrena, será casi imparable. A la espera tenemos a un Sanabria que ya vimos cómo las gasta en plenitud física y al que le siguen llegando cantos de sirena desde el exterior, aunque ninguna convence al club. El tercero en discordia es Sergio León, el hijo pródigo que regresó para ser profeta en su tierra y que en su primer año fue el máximo goleador del equipo tras haber repartido el míster mucho los minutos entre sus tres delanteros. Una delantera de nivel que, si hacemos caso a los rumores, podría verse modificada antes de septiembre. No queda otra que estar atentos a las noticias.

No me olvido de jugadores que están llamados a abandonar el club como Tosca, Alegría (se dice que ambos pueden acabar en el Cádiz) y Juanjo Narváez, con ofertas para jugar en algún primera como cedido.

Por último, tenemos a un Brasanac que es la viva imagen de la profesionalidad, alguien que no levanta la voz, que trabaja como un mulo y que día tras día asimila mejor los conceptos del juego que Setién quiere inculcarles a todos. Parece que al final se va a quedar en el equipo, y siendo justos, hay que reconocer que en pretemporada no solo no ha desentonado sino que además ha rendido mejor que otros. Por supuesto, la pretemporada es lo que es y no se puede elevar a definitivo, pero por carácter y polivalencia, parece que será un recurso útil para esta temporada.

Estos son los mimbres con los que comenzamos el cesto esta misma noche. Estos son los nuestros. Con estos hay que morir mientras defiendan con orgullo la camiseta de las trece barras. Luego vendrá Joao Mario, Ceballos, Zinchenko o el que sea, y habrá que ir a muerte con ellos también. Pero hoy, esta noche, en unas horas, la afición del manque pierda, la ambiciosa afición del Real Betis, la que sabe distinguir la fidelidad del conformismo (aunque le hayan querido meter una idea nociva en la cabeza para hacerla desaparecer – sí sí, desaparecer-), esos, los míos, los de blanco y verde, los verdiblancos, tienen un trabajo que hacer: Llevar en volandas a nuestros gladiadores hacía la victoria.

En un club de fútbol, todos tenemos nuestro trabajo, el nuestro es ese. Hagámoslo con alegría e ilusión. El año promete.

Anterior

Para empezar nos visita el Levante, el mejor equipo del final de temporada (con el Betis)

Siguiente

La Biriprensa IV. Datos económicos de una empresa periodística deportiva local. SALARIOS BAJOS + PRECARIEDAD= BIRIPERIODISMO

1 Comentario

  1. Gabriel González Delgado
    6 septiembre, 2018 at 6:43 pm — Responder

    El descubrimiento de VERDEANDO ha sido una auténtica maravilla para mí. Desde mi humildad llevaba pensando cómo podría acometer algo parecido. Pero es obvio que me faltaba todo para ello. Así es que os felicito y me felicito, y doy gracias a la providencia que haya posibilitado esta maravillosa herramienta. En este punto sólo me queda decirles que MUCHO ÁNIMO y MUCHAS GRACIAS. A título de ilustración de mi persona os comentaré que participo de vez en cuando en los comentarios de «Al final de…» y que la mayoría de mis comentarios son eliminados, y los pocos que se salvan suelen recibir bastantes «me gusta». Estoy a vuestra entera disposición. Muchas gracias de nuevo. No me cansaré de dároslas

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *