Home»Actualidad»Joaquín y Adán lideran el “motín de Canarias” (1-0)

Joaquín y Adán lideran el “motín de Canarias” (1-0)

0
Shares
Pinterest Google+

Un Betis errático concede los 3 puntos a un equipo sin entrenador y sin jugadores notables. Sin correr, sin presionar, sin arriesgar ni profundizar, el conjunto de Setién entra en la jornada 15 en un estado representado en gráfica como encefalograma plano, perdiendo la gran oportunidad de colocarse empatados en puestos europeos.



las palmas betis

Fernando Ruiz de Alarcón | 3/12/2017

Una conjura, una confabulación, llámenlo como quieran, porque lo de este Betis, no es normal. Algunos seguirán erre que erre con el sistema, pero el equipo verdiblanco lleva ya unas jornadas practicando otro fútbol del defendido por Quique Setién. Un fútbol donde el pase atrás, y mal ejecutado, es la jugada más utilizada. Un fútbol donde el regalo al contrario es una constante y donde la falta de sudor en las camisetas de muchos de estos jugadores es notable.

¿Culpa de Setién? También. Ha permitido el motín, la traición que decíamos en la anterior crónica. Este Betis lo tiene claro, no ganar, y no sabemos el verdadero motivo. ¿Las primas no negociadas? ¿Las supuestas salidas antes de los partidos? ¿El mundial para algunos en junio?

Y así empezábamos el encuentro, con ganas de ver a un Betis morder a una UD Las Palmas que llevaba 7 jornadas sin vencer y sin entrenador, bueno, con Paquito, en el marrón. Pero el Betis salió atrás, con 2 líneas muy separadas que no ejecutaban bien la presión y que no robaban ningún balón. En su contra, seguíamos viendo como muy cerca de la propia portería defendida por Adán se perdían balones sin motivo aparente, solo la basta y rudimentaria presión de los amarillos, que, al menos, ponían pasión en lo que hacían.

Adán jugaba a los contrarios, y concedía un penalti con barrera, como era una cesión inexplicable. Por él mismo y por un Barragán que hizo bueno al canterano Rafa Navarro en el partido del Cádiz. El chico de Valencina falló en aquel partido parte por la falta de actitud de sus compañeros, y se le crucificó desde una afición aburrida de ver como se arrastra el escudo en cualquier partido. Hoy, Barragán no se merece menos, porque él ha demostrado ser capaz y no hacerlo.

Y en esta concesión de regalos, vino el gol. Jonathan Viera, el mejor de los suyos, conducía una contra mal defendida por el centro medio y defensivo del Betis, crearía algo de la nada junto a Tana, pasando un balón a un Calleri habilitado en un fuera de juego gracias a Durmisi. Si el lateral hubiera hecho su trabajo como debiera, que era achicar y salir a la línea marcada de presión por Amat y Mandi, el delantero argentino hubiera quedado eliminado.

El internacional danés tiene problemas esta temporada, y no es de juego, es de ganas. No quiere estar al loro, se queda despistado, no regatea, no sube la banda y no defiende. Lleva varios partidos cojeando el Betis por la izquierda, si no es Tosca, inválido para esto del fútbol, es Durmisi, que no sabemos por qué ha perdido los conocimientos básicos en defensa.

Calleri no fallaba, Adán no lograba bloquear su media vaselina mal ejecutada, rebotaría el balón en él entrado lentamente en la portería sevillana. 1-0. (min.19 )

¿Y ahora, qué?

Después del gol, el Betis, en vez de presionar y morder, se puso a jugar estilo futbolín. Este no es el sistema de Setién, es el que jugadores como Joaquín y Adán, capitanes dentro del campo, practican. Javi Gacía no daba un paso hacía delante, Camarasa solo arriesgaba balones dirección su portería, Joaquín en el min. 32, se desespera como un niño chico por una falta que sí cometió. Los pesos pesados del vestuario naufragaban en su actitud. Por cierto, para el del Puerto,  las estadística cantan, hasta Tana corrió más que él (10,7 km) por sus 9,5 km.

La única oportunidad del Betis en este medio periodo sería anulada por fuera de juego, muy dudoso a Joaquín, en el 40. La peor primera parte de un Betis en años.

Segunda parte, tirada la toalla.

No hubo reacción en la segunda mitad. El aficionado de Las Palmas no recuerda un encuentro donde su equipo, con lo mínimo, se llevaba los 3 puntos. Sarabia abroncaba a Setién que miraba pasivamente el correcalles que su ex equipo estaba obligando a los verdiblancos. Javi García pedía el cambio y se borraba de tal esperpento en el minuto 58. Setién daba entrada al central lesionado Feddal, en vez de a un jugador de ataque. Para el banquillo, el resultado de 1-0 también valía.

Poco más que reseñar, solo las entradas de Boudebouz y Narváez por Camarasa y Durmisi. Nada nuevo. Amat, aburrido de correr, se eliminaba para el siguiente encuentro con doble amarilla. Las Palmas volvería a ganar después de casi 2 meses, del 26 de octubre, al Deportivo de la Coruña.

Serra Ferrer, Haro y Catalán deben tomar medidas porque el barco ya es que no haga aguas, el barco está hundido y con todos los jugadores como culpables. Setién y su equipo se han visto sentenciados por sus pupilos, las pruebas son fehacientes: perdiendo en la posesión con un 44% ante un equipo sin entrenador; 8 remates, frente a 21; sólo 2 tiros a puerta, frente a 7; 110 balones perdidos. ¿O era el Betis quien carecía de técnico?

Publicidad




Anterior

No hay más historias

Siguiente

This is the most recent story.

1 Comentario

  1. Francisco Luis Prado Salguero
    5 diciembre, 2017 at 5:29 pm — Responder

    Estoy totalmente de acuerdo con el artículo , vengo diciendo lo mismo desde hace varios partidos , yo veía que el equipo no corría y que no van al choque, no meten la pierna y no presionan , y no se les ha podido olvidar jugar a Javi Garcia ,Guardado , Camarasa ,etc … Esto , si es demostrable , debería ser objeto de denuncia ante un juzgado laboral y despedir sin indemnización a cuantos jugadores estén implicados .No se puede jugar con el sentimiento de una afición , en la que hay niños y mayores , a los que les puede afectar hasta en la Salud. ¡¡ VIVA EL BETIS !!

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *