Home»Actualidad»Valencia – Real Betis (0-0): Empate sin goles en el campo de un rival directo

Valencia – Real Betis (0-0): Empate sin goles en el campo de un rival directo

2
Shares
Pinterest Google+

Reparto de puntos entre dos gallitos de la Liga: Valencia y Real Betis. El Betis repite resultado en las dos salidas de temporada: 0-0 . Se dominó el encuentro, se creó peligro, pero al final, se daría por bueno un empate que sitúa al equipo sevillano con 5 puntos en 4 jornadas.



Presentaba Quique Setién un 11 en Mestalla con un trío de medios destinados a tener el balón y dominar el partido, y con un banquillo plagado de grandes jugadores: Tello, Joaquín, Lo Celso, Sergio León, Barragán… lo que se intuía la intención del técnico santanderino de hacer un partido largo, no dejarse ganar la partida en la primera parte y buscar la victoria con los cambios en la segunda.

El dominio en el inicio era en totalidad verdiblanco. Guardado, pero sobre todo Canales, fueron los protagonistas béticos en una primera donde que el equipo verdiblanco sería mejor que los valencianos, aunque no por ello los locales carecieron de oportunidades, debido a la gran calidad de una plantilla creada con uno de los presupuestos mayores de La Liga.

El Betis salía con las novedades de Sidnei como central, Inui en la banda izquierda y Sanabria como dueño del ataque. El plan del banquillo bético era interpretado por este once con facilidad y cierto automatismo, lo que lo convertían se el único protagonista de los primeros minutos en Mestalla. Se veía a un Betis trabajador, bien organizado, sabiendo a lo qué jugar, donde se nota la mano del banquillo, la preparación de entrenamientos y el compromiso de esta plantilla con este estilo.

Fueron estos primeros minutos del encuentro los mejores del Real Betis, que movía el balón de banda a banda, con amplitud, y con cierta verticalidad. Junior tocaba línea de fondo, mientras que los dos medios béticos se encontraban con cierta libertad. En el minuto 6 llegaría la primera jugada de peligro de los sevillanos, con un remate de Sidnei procedente de una falta botada desde el lateral izquierdo por Canales, el mejor de los 22 en esta primera mitad.

En el min. 10, el Valencia lograba sacudirse todo el control bético con una jugada eléctrica de Sherishev por la izquierda que terminaría en remate de Gameiro. La partida de ajedrez propuesta por los técnicos estaba clara, los 2 entrenadores tozudos en sus ideas comenzaban a enfrentar sus mandamientos en el terreno de juego.

La aparición de Sidnei en la defensa

Sidnei era el nuevo en la zaga bética. En Valencia, la primera parte del brasileño fue tremenda, sacando jugado el balón de atrás, corrigiendo los fallos de Mandi, al que se le vio nervioso e incluso, en ocasiones, superado. Tiene el Betis un cuarto central de los llamados de categoría, gran acierto en la planificación por haberlo fichado.

Tras este inciso momento alabador a Sidnei, Kondogbia se lesionaba y tenía que ser sustituido por Daniel Bass. El exsevillista recaía en una lesión que le ha tenido 3 semanas aparatado de los campos, un esguince en el tobillo derecho. El dispositivo táctico del Valencia no cambiaba.

El Valencia solo podía parar el dominio bético en estos primeros minutos con faltas, algunas de ellas merecedoras de tarjetas, que el colegiado se olvidó sacar, como la que se debió llevar Ferrán en el min.16 tras una dura entrada a Guardado.

La primera parte sería una copia en su totalidad, toque y toque del Betis, recuperaciones del Valencia y cierta imprecisión en las jugadas de ataques de los de Marcelino.

Gris Boudebouz

La jugada más clara de toda esta segunda parte llegaría protagonizada por Boudebouz, quien daría un gran pase a Inui, y el japonés, tras recortar al portero valencianista, lanzó muy flojito a portería dando la oportunidad al exbético Piccini para sacar el balón en la línea de gol.

El argelino fue un jugador sobresaliente en pretemporada, pero se encuentra desaparecido en partidos oficiales. En Valencia tendría una nueva oportunidad para demostrar la clase que le atesora, aunque no sería en esta ciudad la elegida por el mago para sacar jugadas de su chistera. Tuvo una oportunidad, un remate en el el 20, donde se le vio lento en reflejos dando opción a Gayá de robarle la cartera, y poco más. Mientras, a quien sí se le ve con ganas de liderar este Betis es a Canales. En el momento que le sonría la suerte al cántabro, este Betis despuntará como ningún equipo.

La última jugada fue para el Betis, un centro al corazón del área de Boudebouz era rematado por Mandi solo, aunque muy flojito y fácil de atajar para Domenech.

Primera parte digna realizada en Valencia, con control de juego, robo de balones, chuts a puerta con cierto peligro.

Segunda parte

Comenzaba una segunda parte con tablas en el marcador y todo por decidirse, sin cambios en los banquillos. Este partido cada vez se parecía a una partida de ajedrez de jugadores rusos, aquella que puede durar toda una vida y no se produce ningún fallo ni movimiento erróneo que da ventaja al rival.

El Betis seguía a lo suyo y el Valencia intentaba robar y salir a la contra, pero ninguno de los dos equipos imponía su ritmo en unos minutos donde llegaría la jugada más peligrosa del Valencia. En el 53, presión muy arriba de los valencianistas a la defensa bética, robo del balón y remate de Parejo en el larguero.

Contestaban los sevillanos con una contra dirigida por Guardado, donde encontraría a Junior solo. El jugador de origen dominicano decidiría chutar, aunque el tiro saliera por encima de la portería rival.

La partida de ajedrez comenzaba a desordenarse. El cansancio daba sus primeros síntomas y al bajar la presión, los manijeros lograban encontrar espacios entre las líneas defensivas contrarias. A todo esto, Piccini debería haber recibido doble tarjeta amarilla, siendo perdonada su expulsión.

Sidnei, el mejor de los béticos, sacaba un balón de un balonazo, y aun estando mareado, despejaba un balón a córner, para protagonizar la siguiente jugada de ataque verdiblanco

Festival de cambios y debut de Lo Celso

Setién movía peones. En el 62, daba entrada a Joaquín por un ni fu ni fa Boudebouz. Se espera mucho más de él, que, aunque realizar un partido insulso, dejó gotas de su calidad en algún pase.

Acto seguido, Marcelino, que se encontraba a la espera de los movimientos de Setién, quiso contrarrestar el cambio bético dando entrada al mejor de los suyos, Guedes. Quedaba media hora de partido a cara de perro para los dos equipos.

Sidnei, el mejor de los béticos, sacaba un balón de un balonazo, y aun estando mareado, despejaba un balón a córner, para protagonizar la siguiente jugada de ataque verdiblanco. Hacía muchos años que el Betis no tenía un central de garra y calidad. Vale que Bartra tiene calidad a raudales, que Mandi va mejorando pese al flojo partido realizado Valencia y que Feddall es un diamante en bruto, pero lo de Sidnei es para aplaudir una y otra vez a la gestión veraniega del Betis, criticada desde algunos lares sin haber visto jugar a los jugadores.

“Críticas a ciegas que se volverán en su contra” podría ser el pensamiento de Serra Ferrer al ver las primeras jugadas protagonizadas por Lo Celso como verdiblanco, quien debutaba con la elástica del Betis en La Liga al ser introducido en el campo en el minuto 77, dando descanso a Bou.

Anteriormente, Sergio León sustituiría a Sanabria. Mal el paraguayo, y ansioso el cordobés, lo que da razones a Setién para seguir contando como titular en siguientes partidos con Loren, descartado para esta cuarta jornada.

Al final, un buen empate

Llegábamos a los minutos finales, y el nerviosismo se hacía sentir en ambos equipos. Algunos daban por bueno el empate en Mestalla, pero este equipo esta hecho para ganar, y es imposible que cambie. No sabe retroceder, sí buscar al contrario y la portería rival. León no hacía efecto en ninguno de los pases que le daban sus medios,

el Betis comenzaba a jugar a buscar la contra e valencia controlaba el balón en el medio pero sin creer peligro. La más clara la tuvo León en el 79, anulada por fuera de jugo inexitente. En el 81 tampoco encontraba puerta tras un genial pase de Lo Celso, quien se encontraba muy a gusto y muy libre en el centro del campo. León daba al menos daba opciones de pase, tirando desmarques y abriendo a banda para encarar la defensa valenciana.

Se plantaba el Betis en el descuento de Mestalla, dando por bueno un punto, el segundo consecutivo logrado fuera de casa, con la portería manteniéndola a 0 pero sin anotar gol. Muy seria la imagen mostrada por un Betis que, a este ritmo, está llamado a escribir grandes gestas en esta temporada.

Estadio de Mestalla

Ficha técnica
Cuarta Jornada de Liga Santander

Goles: 0-0

 Valencia: Jaume Doménech, Piccini, Gabriel Paulista, Diakhaby, Gayà, Ferran Torres (Guedes, m.63), Parejo, Kondgobia (Wass, m.14), Cheryshev (Batshuayi, m.78), Gameiro y Rodrigo.

Real Betis: Pau López, Francis, Mandi, Bartra, Sidnei, Junior, Canales, Guardado, Boudebouz (Lo Celso, m.78), Inui (Joaquín, m.63) y Sanabria (Sergio León, m.68)
Árbitro: Hernández Hernández (Colegio de Las Palmas). Amonestó de los béticos a Sanabria, Guardado y Pau López.

Estadio: E

Publicidad




Anterior

Guía para un bético en Valencia

Siguiente

Real Betis F. -Granadilla Egatesa (1-2): Viejos fantasmas contra el rival de siempre

Sé el primero en comentar

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *